Hay tres factores relacionados con el mantenimiento de nuestros cerramientos que son claves a la hora de ahorrar energía y reducir las facturas. Ventanas, persianas, toldos, miradores, ventanales y terrazas exteriores son los principales focos a través de los cuales las inclemencias atmosféricas se cuelan en nuestro hogar. En este artículo te explicamos cómo prevenir que esto pase:

Aislamiento térmico

aislamiento térmico hogar, entrada de frío en casaPara asegurar el aislamiento térmico de nuestros cerramientos de aluminio y pvc (persianas, ventanas, miradores, etc) los profesionales utilizan un valor llamado transmitancia térmica, utilizada para medir el aislamiento térmico. Cuanto menor sea este valor, mayor será la capacidad aislante de nuestros cerramientos.

Es decir, una transmitancia térmica elevada implica una gran pérdida de calor a través de nuestras ventanas o persianas. Regularmente una persiana con buen aislamiento térmico tendría una transmitancia térmica inferior a dos. Si a través de las ventanas o persianas entra frío, aire, se empañan los cristales (lloran o se llenan de vaho) y hay corriente en la estancia lo más seguro es que la transmitancia térmica sea muy alta debido a un desajuste o desgaste de los materiales aislantes del cerramiento.

Aislamiento acústico

entrada de ruido en casa, aislamiento acústicoEl Aislamiento acústico es otro factor importante a tener en cuenta. Al igual que el frío o el calor, el ruido escapa entre los bordes de la persiana o ventana y entra en la estancia, haciendo que nuestro hogar sea menos apacible. Un correcto mantenimiento de nuestros cerramientos impedirá estas filtraciones de ruido, que según lo recomendable, debería situarse en un valor inferior a los cuarenta y dos decibelios que es el equivalente a una conversación normal, el ruido de una nevera en buen estado o las cañerías de una casa.

Permeabilidad del aire

entrada de aire, hogar, permeabilidad del aireLa Permeabilidad del aire es un valor que mide la cantidad de aire que se filtra desde el exterior a través de los cerramientos de nuestro hogar, normalmente ventanas y persianas pero también mamparas, puertas de terrazas e incluso la puerta frontal de entrada a nuestra casa. Un correcto aislamiento situaría este valor en permeabilidad de clase cuatro. De nuevo si la entrada de la casa es la zona más fría y a menudo sufres de corrientes en tu hogar, aunque las ventanas estén cerradas, lo más probable es que entre aire frío por la puerta principal.

Todos estos elementos ayudan a profesionales como El Genio del Aluminio a mantener el correcto funcionamiento de los cerramientos de los hogares, reduciendo así hasta en un 90% el malgasto energético, aumentando la eficiencia energética de nuestros hogares y reduciendo con ellos las facturas de la luz y el gas, al eliminar las filtraciones de aire, frío y ruido que se cuelan desde el exterior. Por no mencionar el antiestético aspecto de las ventanas empañas y persianas que gotean.

 

Ahorrar energía en casa: 3 factores clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.